Consejos para aprender a tocar el violín siendo adulto

El proceso de aprendizaje en la música es un arte muy ambiguo, el cual siempre ha estado en constante cambio y evolución. Hoy, las posibilidades para aprender son infinitas, aunque la gran cantidad de información pueda resultar un tanto agobiante

Sin embargo, el primer paso se basa en querer aprender y estar realmente dispuesto a alcanzar el objetivo. ¿Estás ansioso por empezar? Entonces considera esta serie de consejos que te podrían ayudar en las prácticas diarias. 

Toma clases profesionales

Aunque el aprendizaje empírico es completamente valido, en algún momento de nuestra carrera como músicos será necesario contar con expertos que, a través de diferentes metodologías acordes a nuestro nivel y edad, nos ofrezcan la posibilidad de perfeccionar nuestras habilidades. 

Busca acudir a clases de música en conservatorios, academias contemporáneas o con maestros particularesque ya cuenten con la suficiente experiencia y dominio del instrumento. 

Por otro lado, si ya estudias en una escuela de música que se fundamente en los principios teóricos y en las prácticas tradicionales, complementar con clases particulares es una buena forma de adquirir perspectiva, para aprender de cada forma particular de estudio. 

Tomar clases profesionales nos ayudará a madurar y tendremos una nueva visión sobre el estudio de la música que a su vez, nos ayudará a  identificar nuestras fallas y aciertos, al estar en constante evaluación y contacto con otros para así, obtener conocimiento de alguno de los siguientes aspectos:

  • La postura correcta.
  • Mecanismo del instrumento.
  • Nociones teóricas/practicas. 
  • Historia y apreciación musical. 
  • Identidad. 
  • Interpretación e improvisación. 

Saber cómo y qué estamos practicando

Para nadie es un secreto que la práctica es lo que nos permitirá avanzar en nuestro instrumento. Pero, como la cantidad no siempre es sinónimo de calidad, es preciso comprender que no basta con el simple hecho de ensayar, sino de saber que estamos practicando y como lo estamos haciendo

Dicho de otro modo, de nada sirve practicar por 8 horas si no sabemos que errores estamos cometiendo al momento de tocar, de allí la importancia de contar con una asesoría profesional. 

Tocar despacio

Para conocer y controlar debidamente nuestra digitación, es preciso empezar a tocar despacio para que podamos asimilar el movimiento de nuestros dedos e incluso, el tiempo, tempo y ritmo en los ejercicios. 

Además,al tocar despacio apreciamos mejor el sonido, estimulamos mejor la audición y aprendemos a reconocer patrones melódicos y rítmicos de manera más precisa, así como también, aprendemos a identificar mejor los fallos y aciertos. 

Usar el metrónomo 

Cuando busquemos aumentar la velocidad de nuestras manos, es recomendable contar con un metrónomo para marcar debidamente el pulso y no perder el ritmo y el tiempo a medida que avance la ejecución. 

Recuerda que, aunque el metrónomo no repercuta directamente sobre nuestras manos, si lo hace en zonas específicas del cerebro. Es decir, el metrónomo nos ayudará a manejar diferentes patrones de forma simultanea sin que el cerebro se vea sobrecargado por la acción del ritmo, melodía, tiempo y tempo.   

Por otro lado, es importante mencionar que el uso del metrónomo no debe convertirse en dependencia y que este mismo debe considerarse como un recurso más de la práctica

Prestar atención a la mano del arco

Al principio, es normal que pongamos más atención a la mano izquierda por cuestión de precisión en las notas que intentamos emitir. Pero, la calidad del sonido depende de la mano derecha, es decir, la mano del arco

Por lo tanto, es fundamental aprender a asimilar el movimiento del arco a través de ejercicios diseñados exclusivamente para ello. 

Adaptarnos a cualquier instrumento

Antes de optar por un violín de gran calidad, es importante que sepamos adaptarnos a las particularidades de cada instrumento. Así, podemos asegurar que cada violín es diferente y que tales diferencias pueden convertirse en una ventaja a largo plazo.

Adquirir un instrumento de calidad  

Si ya recorrimos un camino significativo con un violín de práctica, adaptándonos a las particularidades de los violines de diferentes gamas y sabemos que hemos alcanzado cierto nivel, podemos darnos la satisfacción de optar por un instrumento profesional. 

Nuestro instrumento ideal debe contar con las exigencias que se requieran para la máxima satisfacción personal y profesional. De este modo, debemos asegurarnos de adquirir un violín que nos haga sentir cómodos al momento de tocarlo, que se ajuste a nuestro presupuesto y que cuente con cierta versatilidad al momento de tocar en recitales o en sesiones de grabación.

Tocar con otros músicos

La convivencia con otros músicos es una forma de crear lazos humanos que nos ayuden a crecer profesional y personalmente. El compañerismo y el feedback, con el tiempo,se convertirán en factores determinantes en nuestra música y nos ayudará a comprender mejor el fenómeno detrás de ella. 

Escuchar la música que queremos tocar

Para el desarrollo del oído musical, dominio de frases y patrones rítmicos, y escuchar meticulosamente la música que queremos llegar a tocar, es fundamental en el proceso de aprendizaje. 

Recordemos que la música es un lenguaje y es por ello que, al igual que cuando somos niños, escuchar de manera recurrente y concisa un idioma es lo que en el día de mañana, nos permitirá reproducirlo con calidad.  

Enseñar 

Enseñando también se aprende, ya que es una forma de estimular la información que hemos absorbido durante años y a través de lo que los demás pueden aprender de nosotros, amplificará la perspectiva que tenemos sobre nosotros mismos y nuestra música

Artículos Relacionados


Deja un comentario

Share This